Qué es y cómo funciona un termo eléctrico

El termo eléctrico, también conocido como hervidor de agua eléctrico o calentador de agua eléctrico, es un electrodoméstico diseñado para calentar la temperatura del agua utilizando la electricidad como fuente de energía.

Los termos más populares son los dispositivos que constan de un tanque de agua donde entra el agua sanitaria para posteriormente calentarla. Este tipo de termos también son conocidos como termos acumuladores dada su capacidad para almacenar el agua. La principal diferencia de los termos que no disponen de un depósito o tanque, es el proceso que realizan para aumentar la temperatura del agua.

Los termos instantáneos son mucho más pequeños pero necesitan de más potencia ya que calientan el agua en el mismo tiempo que haya una demanda. En cambio, los termos convencionales utilizan su tanque para calentar el agua progresivamente, y en el momento que exista una demanda de agua, esta ya estará caliente. El funcionamiento de los calentadores de agua eléctricos es muy simple y efectivo.

OTRAS PÁGINAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

Como funcona el termo eléctrico

Los termos eléctricos disponen de una entrada de agua sanitaria fría colocada en la parte inferior y de una salida de agua caliente en la parte superior. El tanque se encarga de almacenar el agua y mantener la temperatura el máximo tiempo posible. El aislamiento de las capas internas será de vital importancia para evitar las fugas de calor.

Dentro del tanque de agua hay situada una resistencia (más o menos grande) que se encarga de calentar el agua hasta conseguir la temperatura deseada. La temperatura que se desea conseguir se configura a través de un panel exterior, ya sea digital o analógico. Cuando se alcanza esta temperatura, el termostato interior cancela la alimentación de corriente hacia la resistencia.

El principio que utiliza el termo para calentar el agua se basa en el principio de la estratificación. Este principio se basa en la capacidad del agua en separarse en distintas capas sin mezclarse entre ellas. Las capas se separan dependiendo de la densidad del agua que se verá afectada por su temperatura. Es exactamente el mismo proceso que sucede con el aire.

El agua caliente se situará en la parte superior del tanque y el agua fría en la parte inferior. De esta forma, cuando existe una demanda de agua caliente, la salida superior podrá ofrecer agua caliente al instante, mientras la entrada inferior del termo se abrirá para volver a introducir agua fría, que se almacenará en la parte inferior sin interferir con el agua caliente.

En el momento que el termostato vuelve a detectar agua fría, la resistencia entrará en funcionamiento y se repetirá el ciclo indefinidamente.

Funcionamiento termo eléctrico

Componentes del termo eléctrico

El calentador eléctrico está formado por distintos componentes destinados a realizar una función muy importante durante el proceso de calentamiento y mantenimiento del agua caliente. A continuación se describen los componentes más importantes y sus principales funcionalidades:

  • Calderín, o también conocido como tanque de agua o depósito de agua: como su nombre indica es el encargado de mantener el agua caliente hasta que exista una demanda de esta. Es muy importante que el material aislante interior sea de calidad para poder optimizar el consumo de energía. Lo más habitual son interiores vitrificados.
  • Ánodo de magnesio: también conocido como ánodo de sacrificio. Está situado al lado de la resistencia y se encarga de atraer a los minerales presentes en el agua, sobretodo la cal. Con este mecanismo protegemos de la corrosión al resto de componentes del termo permitiendo una vida útil más longeva. Además, el coste para reparar o cambiar el ánodo es muy bajo y sencillo, no hace falta vaciar el termo. Algunos modelos disponen de una doble capa para aumentar su tiempo de vida.
  • Resistencia: es la encargada de calentar el agua. Existen dos tipos de resistencias que podremos seleccionar según la dureza del agua sanitaria de nuestra zona.

Las resistencias blindadas están situadas en el interior del tanque en contacto directo con el agua, siendo más susceptibles a la corrosión de la cal. Es un tipo de resistencia más eficaz por el simple hecho de estar en contacto directo con el agua, pero su mantenimiento es más costoso ya que necesitaremos vaciar el termo para su reposición. Son indicadas para aguas blandas.

La resistencia envainada normalmente de cerámica esta protegida, evitando su contacto directo con el agua. Esto permite que no se degrade por la corrosión y que su reemplazamiento sea mucho más fácil. Su principal inconveniente es que no es tan efectiva ya que va a necesitar de más tiempo para alcanzar la misma temperatura que la resistencia blindada. Es un tipo de resistencia indicado para aguas duras.

Eficiencia energética

Como se ha podido observar el mecanismo que utilizan los termos eléctricos para calentar el agua es muy simple. Debemos tener presente que el proceso para calentar el agua es costoso, y aún más si necesitamos calentar grandes cantidades de agua.

Por este motivo existen distintas funcionalidades que permiten ahorrar en el consumo de energía. La gran mayoría de calentadores disponen de una eficiencia energética de tipo C o B. Los termos con eficiencia de tipo A son extremadamente caros, y por este motivo no se incluyen en nuestros análisis.

Algunos termos de marcas como Fleck, Ariston, Cointra, Forcali o Teka incluyen sistemas para programar nuestro termo de forma eficiente, así como memorizar nuestros hábitos de consumo.

Con estas tecnologías permitimos que nuestro termo no este constantemente en funcionamiento y caliente el agua en momentos que realmente se precisa.

 

Pin It on Pinterest

Share This